La salud mental y el nuevo modelo de atención.

La discriminación, los estereotipos negativos y la estigmatización en la comunidad, la familia, la escuela y el centro de trabajo contribuyen a la creencia de que las personas que padecen una enfermedad mental son incapaces de tomar decisiones y tener relaciones sanas.

A esto se le agrega que el no recibir el tratamiento adecuado y a tiempo ejerce una enorme presión en las personas, sus familias y amigos, y puede provocar que se produzcan problemas de carácter social, como aislamiento y dificultades laborales. En este sentido, la falta de servicios de salud mental es una forma de discriminación que viola los derechos humanos básicos.

Para eliminar este tipo de discriminación, el nuevo modelo de atención a la salud mental se centra en la creación de servicios para que los trabajadores de la salud brinden información, apoyo y contención a los pacientes y sus familiares.

Programa completo

Comments are closed.