Vivir de apariencias

Selfis con un sinnúmero de filtros, caras felices y poses prefabricadas, opulencia, exaltación de la realidad…

¿Dejamos que nos conozcan tal y como somos? ¿O nos disfrazamos y creamos una vida que podamos “presumir”?

Dice un dicho popular que “las apariencias engañan”, pero ¿a quién se engaña? ¿A los otros o a nosotras mismas?

La apariencia es lo que se ve, vivir de la apariencia significa vivir de lo que mostramos, ¿por qué alguien tendría la necesidad de aparentar?

Los especialistas señalan que detrás de la apariencia se encuentra una necesidad de aceptación, de ser querida y aprobada. 

Desde que nacemos, en la medida que nuestra madre y/o padre nos acepten y nos hagan sentir valiosas y valiosos, aprendemos a ser nosotras y nosotros mismos, a conocernos. Y si no es así, algunos buscarán incesantemente que ese valor se lo otorguen los demás. 

Programa completo

Comments are closed.