Huellas de la infancia

Las huellas y marcas de la infancia son eventos tan intensos y tan profundos que se nos quedan marcados en la piel, en la memoria y en las emociones, como cuando a un niño o a una niña le dicen: 

“Te tuve para que cuidaras a tus hermanos, no para que me dieras problemas”, o bien “Hueles igual que tu papá, a puro alcohol” y hasta expresiones como “Quítate de aquí, muchacha chueca”. 

Estas palabras y acciones quedan tan presentes en la memoria, que al recordarlas se hace un nudo en la garganta y se revive el dolor.

Algunos especialistas dicen que las marcas y huellas de nuestra infancia nos llevan a tratar de explicar nuestro origen, a investigar qué sucedía antes de nacer, qué eventos familiares estaban ocurriendo, para tratar de cambiar nuestro presente.

Decir que la infancia es destino, que esas marcas y huellas no las podemos cambiar, puede ser una condena para un niño o una niña que recién comienza a vivir. 

¿Te ha sucedido algo así? ¿Consideras que el futuro de los niños y las niñas puede ser modificado si los padres toman consciencia de sus palabras, acciones y comportamientos para con sus hijos?

Programa completo

Comments are closed.