La muerte de un hijo

Hay situaciones que sólo de pensarlas nos hacen estremecer, y una de ellas es cuando hablamos de la muerte de un hijo o una hija. Simple y sencillamente no nos alcanza la imaginación ni las ganas de suponer un evento de esta naturaleza, y sólo atinamos a decir: “me moriría después de él”, “me volvería loca”, o “me voy con él”.

Cuando un padre o una madre pierde a su hijo o hija es como si un espejo de sí terminara por desaparecer, para continuar la vida con la culpa de sobrevivir, con incertidumbre, dolor y rabia. En este sentido, cada padre, madre y hermano deben de descubrir su propio camino para comenzar el trabajo de duelo por el hijo que ya no está.

Programa completo

Comments are closed.