Educación a distancia: madres y padres

Desde tratar que nuestros hijos e hijas pongan atención y no se distraigan, hasta motivarlos para que no se desesperen y abandonen las clases virtuales. Y eso por mencionar dos puntos, porque seguro que en cada familia podemos encontrar retos particulares.

El punto es el siguiente: si queremos que nuestros hijos e hijas no caigan en estados depresivos, en una tristeza que les robe las ganas de estudiar y de estar con sus compañeros, nosotros los padres y madres debemos procurar que mantengan una rutina.

¿A qué debemos poner atención en este periodo escolar? ¿Debemos las madres y padres priorizar la salud mental o las calificaciones? ¿Importa que nuestras hijas e hijas sean excelentes estudiantes? ¿Realmente los hábitos y las rutinas que llevábamos antes de la pandemia nos pueden servir ahora?

Retos ante la educación a distancia

¿Cómo les ha ido a tus hijos e hijas en este regreso a clases? ¿ya lograron establecer una rutina? ¿Han podido establecer lugares, tiempos y hábitos de estudio?

No cabe duda que este ciclo escolar ha sido todo un reto. Hay casas que se han convertido en un salón de clases multinivel, donde al mismo tiempo los hijos y las hijas están tomando clases de diferentes grados. La mesa se transforma en un pupitre colectivo donde hay una laptop (si es que la hay), una televisión y hasta una tablet por donde se escucha la voz de la maestra o el maestro que intenta hacer que sus estudiantes apaguen el micrófono, pero sin apagar la cámara.

De forma simultánea y mientras los padres trabajan desde casa, tienen que poner atención en lo que sucede con sus hijos. ¿Cómo distinguimos lo prioritario de lo irrelevante? ¿debemos exigir buenas calificaciones? ¿qué pasa con las rutinas de higiene, nuestros niños deben tener horarios, momentos y espacios que les hagan saber que es hora de estudiar?

Programa completo

Comments are closed.