Tema 1 – Enseña a tus hijos a ser menos envidiosos y más generosos

¿Sabes cuál es la diferencia entre envidia y celos? 

Cuando nosotros sentimos envidia, en realidad lo que nos enoja es no tener lo que la otra persona tiene. Hasta cierto punto, la envidia esconde la idea de que se cometió una serie de injusticia con nosotros. 

Los celos son diferentes porque lo que genera malestar, es la idea de perder el amor de una persona, sentimos que un tercero llega a quitarnos el afecto y la atención de alguien importante para nosotros.

La envidia implica la relación del sujeto con una sola persona y se remonta a la relación más temprana y exclusiva con la madre. Los celos por su parte, están basados sobre la envidia, pero comprenden a una relación de por lo menos dos personas y conciernen principalmente al amor que el sujeto siente que le es debido y le ha sido quitado o está en peligro de serlo por su rival. 

Tema 2: ¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos a ser generosos?

Por Sandra González Rull

¿Cómo podemos enseñar a los niños a ser más generosos y menos envidiosos? 

  • Para enseñar a ser generoso, hay que educarlos a través del ejemplo y de pequeñas cosas que hacen que todos los días sean detalles sencillos como por ejemplo, ceder el asiento a una persona mayor.
  • Hay que enseñarles el sentido de comunidad. 
  • Dona a quien lo necesite. 
  • Motivar a los pequeños de la casa a colaborar en la limpieza, en las tareas de casa o ayudar a su hermano más pequeño con alguna tarea.
  • Leer juntos y comentar cuentos o fábulas sobre generosidad. 
  • Practiquen algún deporte o juego de equipo
  • Hablen sobre personas famosas que llevan vidas generosas. 
  • Buscar una organización de caridad que apoye una causa que les interese a sus hijos.
  • Enseñarlos a ahorrar.

Cuando damos a los niños experiencias nuevas y continuas para dar a los demás, estamos ofreciéndoles una oportunidad de conectarse con su comunidad y fortalecer la empatía.  Además, nos da a los adultos la oportunidad de conectar con nuestro propio espíritu de generosidad y gratitud.

Programa: Enseña a tus hijos a ser menos envidiosos y más generosos

Comments are closed.