#Disciplina libre de #Violencia

¿Sientes que la presión y las emociones te rebasan al disciplinar a tus hijos? ¿Necesitas aprender a controlar tu enojo?

Muchas veces a nuestros hijos e hijas les damos nalgadas como un recurso disciplinario. Otras veces lo hemos hecho porque son los únicos con quienes podemos descargar nuestra ira y frustración. Sin embargo, cualquiera que sea el motivo, necesitamos comprender lo siguiente: el castigo corporal no es, no ha sido, ni será jamás el medio para educar a la infancia.

Ninguna niña, niño o adolescente, lo mismo que ningún adulto, debe ser maltratado física o mentalmente. Y para ello debemos estar plenamente convencidos de que la crianza y la convivencia puede llevarse a cabo de manera pacífica.

#Disciplina sin #Violencia (Nalgadas)

En Diálogos en confianza creemos que es posible terminar con prácticas disciplinarias que a todos nos hacen daño y que lo mejor es hacerlo a través del convencimiento y la empatía.

¿Por qué para los adultos pedimos una forma de trato respetuosa mientras que para los niños exigimos mano dura? Debemos estar convencidos de que las niñas, niños y adolescentes son en esencia iguales que los adultos, son personas.

Siempre todas y todos hemos logrado visibilizar que la violencia entre adultos no es natural, ahora debemos entender que el mismo trato debemos dar a las niñas, niños y adolescentes, ¿qué opinas?

Características de una educación autoritaria (Parte 1)

Por Gaudencio Rodríguez Juárez. Psicólogo, Psicoterapeuta y Autor del libro “Cero golpes” 

Quien pega para enseñar solo enseña a pegar, transmitimos muchos mensajes negativos cuando agredimos el cuerpo de un niño y una niña físicamente, psicológicamente, culturalmente.

El modelo autoritario se traduce en expresiones del tipo “porque lo digo yo, porque lo mando yo, yo creo que eso es lo que debes de hacer” y a veces se matiza un poco más diciendo “eso que te estoy ordenando un día lo entenderás por lo pronto, hazlo porque lo digo yo”. Todo lo que sea una decisión, un mensaje, un llamado unilateral pensado más desde la mente del que da la orden está en el terreno del autoritarismo.

El riesgo de que lo yo le estoy pidiendo, el niño que diga o haga en ese momento el riesgo es que a lo mejor no está en condiciones, en capacidades, en motivaciones para poderlo realizar. El modelo autoritario no tiene en consideración al otro sino a quien dice el poder.

Características de una educación autoritaria (Parte 2)

Por Gaudencio Rodríguez Juárez. Psicólogo, Psicoterapeuta y Autor del libro “Cero golpes” 

Existe una correlación directa entre el castigo físico y el abuso de poder. ¿Por qué le pegamos a los niños? La respuesta es ¿le pegamos porque un día cuando éramos niños nos pegaron a nosotros nuestros padres, nuestros cuidadores, nuestros profesores y no hubo una persona que nos dijera que estaba mal?

En realidad cuando le pegamos a un niño para disciplinarlo, para educarlo no estamos formando habilidades, no estamos transmitiendo principios, no estamos  promoviendo la construcción de estructuras cerebrales que le permitan al niño tomar buenas decisiones. Cuando le pegamos al niño, lo único que estamos haciendo es un ejercicio arbitrario del poder.

¿Qué necesitamos los padres, las madres para dejar de pegar, para dejar de utilizar métodos arbitrarios, métodos perjudiciales de crianza y de disciplina?

Conductas de la violencia física

¿Qué conductas son violencia física? Para los que no estamos versados en todo este asunto de los derechos humanos, la educación libre de violencia o los temas de salud en general, nos es complejo decir cuándo un comportamiento es violento justo porque en nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a ellos.

Es por ello que te ofrecemos la siguiente lista de comportamientos que describen lo que es la violencia física:

  • Abofetear
  • Amarrar
  • Arrastrar
  • Dar manotazos
  • Dar palizas
  • Dar puntapiés
  • Encerrar
  • Golpear
  • Inmovilizar
  • Lanzar objetos
  • Marcar
  • Morder
  • Obligar a ponerse en posturas incómodas
  • Pelliscar
  • Quemar
  • Tirar del pelo u orejas
  • Zarandear o empujar

Recuerda que los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a una vida libre de violencia.

Conductas de la violencia emocional

La violencia emocional es usada como una forma de control y disciplina infantil y sin bien en cierto que no deja marcas en el cuerpo, también es cierto que este tipo de violencia puede causar estragos en la vida emocional de las niñas, niños y adolescentes.

Por eso, te damos una lista de acciones que se traducen como violencia emocional:

  • Acosar
  • Aislar
  • Amenazar
  • Apodar con nombres hirientes
  • Asustar
  • Aterrorizar
  • Echar de la casa
  • Dañar pertenencias
  • Desdeñar
  • Discriminar
  • Exponer públicamente información personal o contenidos agresivos
  • Exponer a violencia doméstica
  • Hacer creer que no es amado ni querido, que no vale nada, que nunca debió haber nacido o que debería estar muerto
  • Herir sus sentimientos
  • Hostigar
  • Humillar
  • Ignorar
  • Incomunicar
  • Insultar
  • Intimidar
  • Menospreciar
  • Rechazar
  • Ridiculizar

Si has identificado alguna de estas conductas y la pones en práctica cuando educas a tu hijo o hija, evítala porque estás ejerciendo violencia emocional.

Estrategias disciplinarias para los hijos

Por Sandra González Rull, Conductora

Educar a los niños no es sencillo, pero conocer algunas estrategias disciplinarias efectivas, apropiadas para la edad y desarrollo de un niño ayudan a hacer esta tarea más llevadera, varios especialistas coinciden en la importancia de jugar, como una de estas estrategias.

Un primer ejemplo son los juegos de mesa como lotería, dominó, juegos con tableros, dados o fichas. Al jugarlos podemos aprender a respetar las reglas, a terminar lo que uno empieza, a esperar turnos.

Otro juego es el juego del cronómetro, este es especial para lograr objetivos como recoger un cuarto o estar listos a tiempo para salir a algún lado. Primero has una lista de todas las cosas que tus niños tienen que hacer como por ejemplo guardar sus juguetes, bañarse, vestirse, cerrar ventanas, dar de comer al perro. Después, la idea es establecer retos de tiempo, cronómetro en mano para cada una de las actividades, además de lograr que las tareas se conviertan en algo divertido, todo lo van a hacer mucho más rápido.

La lista de opciones de juegos es interminable pero lo más importante es recordar que enseñar a los niños disciplina, no tiene porque, ser aburrido, tedioso ni mucho menos violento. Los adultos podemos ayudar a que sea muy divertido.

Violencia contra niños, niñas y adolescentes

Leonardo Mier, Oficial Nacional de Protección de UNICEF México

Se dice que la violencia contra niñas, niños y adolescentes tiene muchas causas que la generan y se vuelve una violencia normalizada o aceptada socialmente. Primero, desde el punto de vista de la denuncia las niñas, niños y adolescentes por su edad o porque principalmente sus agresores pueden ser la familia más cercana, tienen pocas posibilidades de poder denunciar porque resulta ser el mismo agresor quien tendría que protegerlos.

Hay también un miedo de denunciar por miedo a sufrir represalias por parte de ellos o por parte de algún otro integrante de la familia. Muchas personas siguen viendo que la familia son un espacio privado, un ámbito en el que los demás no podemos meternos, entonces no denunciamos como vecinos o como personas externas lo que puede estar ocurriendo dentro de una familia, lo que no debería de ser normal, deberíamos de denunciar cualquier tipo de violencia que se ejerza con cualquier persona.

Programa completo

Comments are closed.